Marca país, como afecta la crisis y los acontecimientos sociales al posicionamiento turístico de España.

Mucho se habla en los foros turísticos sobre la importancia de las estrategias de posicionamiento de marca, las premisas para su diseño, el valor económico, etc.. Sin embargo en pocas ocasiones se habla de la “debilidad” de las marcas turísticas. Debilidad  entendida como la fragilidad que tienen dichas marcas ante el efecto negativo de cuestiones sociales, económicas, etc…  

Ya comente en otros post sobre México hace un tiempo lo duro que está siendo reformar una imagen de marca destinó ante una situación que supera lo puramente turístico pero que sin duda la condiciona. En ese momento comentaba lo poco que como país entendía que estaba haciendo el gobierno mexicano por paliar este posicionamiento a través de esfuerzos de relaciones públicas y comunicación.

Como diríamos en otro contexto, cuando vimos las barbas de nuestro vecino tuvimos que poner las nuestras a remojar (caso Grecia ). Fuera de entrar en este blog en consideraciones  político sociales del porque de este momento actual, la situación de nuestro país  me lleva a realizar una reflexión que desde luego debería abrir un debate que pudiera llevar a emprender medidas urgentes.

Unido a las constantes noticias sobre la crisis, el paro etc., los medios internacionales han encontrado en nuestro país buena carnaza para generar noticias para sus lectores, algún que otro medio aprovecha la coyuntura para realizar especiales sobre la crisis, el desarrollo inmobiliario desmedido, etc… (Sería interesante saber algún día si de manera imparcial o movido por algún que otro interés).

A los artículos se unen imágenes. En una sociedad como la actual basada en cómo nos vemos y como nos ven, si algo hace aún más daño que las malas noticias son las malas imágenes en prensa, televisión y redes sociales.

Cuestiones que en otra coyuntura o para determinados sectores económicos de nuestro país podrían pasar incluso como puras anécdotas.

Sin embargo para esté nuestro sector es un golpe en la propia línea de flotación. Sólo hace falta ponerse en la piel del consumidor y reconocer como lo último que uno quiere encontrarse en un país que visita son desórdenes, inseguridad, depresión social, etc…

Aun cuando al parecer de las cifras de entradas extranjeras, en el corto plazo no parece que esté afectando, me planteo si en el medio plazo esto afectará a nuestro posicionamiento internacional, sobre todo para mercados más alejados donde las noticias no llegan siempre fieles a su realidad.

Sin duda la imagen país esta viéndose muy afectada y desde luego el primer sector afectado es el turístico, ante ésta situación considero que debería impulsarse una campaña con cierta urgencia para minimizar los impactos negativos de esta situación, trabajando desde las relaciones públicas e incluso desde las campañas de medios en la generación de mensajes positivos sobre nuestro país.

En paralelo creo que es importante trabajar la tour operación al objeto de tranquilizar y garantizar sobre las cuestiones vinculadas a seguridad.

Este es un esfuerzo de todos, empresas y entidades públicas vinculadas al sector y que debe tener eco tanto en los canales off como desde luego en los online donde la información llega rápidamente pero no siempre de manera objetiva, aunque en teoría vivimos en un escenario más libre en relación a la información. Esta es una cuestión que en estos momentos además de preocuparme me ocupa y creo sinceramente que no estamos respondiendo a la velocidad necesaria, espero que no tardemos más de lo necesario, pero desde luego espero que no sea demasiado tarde.

Alberto Gallos, Socio-Director

.

Comments are closed.